Noche de reencuentros de febrero, de amores que se encienden tras el paso de un año, de una vuelta al sol, al compás de vidalas y chayitas, de la harina que lo envuelve todo con su manto blanco, dejando aromas de albahaca, así fue el volver a verse entre los riojanos que despiertan a los carnavales, la chaya y Los Nocheros, con un estilo que hizo que este festival los adopte como uno de sus favoritos. Una noche en la que también los riojanos viajaron en el tiempo a aquellas tardes chayeras del camión de Germán, mezclados con la fiesta y la locura de Los Auténticos Decadentes y el brillo propio de intérpretes como Carlos Ferreyra, el Tubo Moya y grupos como La Pacota, Aguablanca, Ecos del Cerro y del Martín Grupo, entre otros, de un excelente nivel que mantienen vigente la música riojana.

El festival Chaya 2018, organizado por el Gobierno Provincial por medio de un Comité que involucra el trabajo de diferentes áreas, es transmitido en vivo también por las fanpages de Facebook “Chaya2018”, sitio oficial de la fiesta mayor de los riojanos, y por “PrensaLR”, perteneciente a la Secretaría de Prensa y Difusión. Ambas redes difunden para el mundo la transmisión en vivo de Canal 9 La Rioja.

Los locutores de esta segunda noche chayera fueron Homero Coronel Montes, Rodrigo Guardia que vino desde Ulapes, Laura Pietro, Jorge Agüero y Juan Manuel Moreno.

 

Primeros acordes

La noche comenzó pasadas las 21,30, con la voz del locutor Juan Manuel Moreno, quien dio paso al solista Pedro Pablo Toledo, que se animó con fuerza a poner los primeros acordes chayeros. El riojano, que tiene al disco “De vuelta al canto” como su última producción, sigue cosechando éxitos en distintos escenarios. Luego fue el turno de Ecos del Cerro, un grupo con más de 30 años de trayectoria, cuyos renombrados músicos ofrecieron un variado repertorio de chacareras, chayas riojanas, cuecas y zambas. La formación que integran César Mercado Luna, Gastón Soloaga, Mario González, Raúl Carrizo y Alesio Gaspanello, tiene en “Ven a mi” su última producción, donde ofrecen una diversidad sonora basada en vientos andinos (sikus, quenas), más flauta traversa, guitarras, charango, bajo y percusión.

También pasaron por el escenario mayor de los riojanos Challay Huasi, el grupo integrado por Leandro Oyola, primer tenor, guitarra, arreglos y dirección; Damián Portugal, segundo tenor y guitarra; José Oyola, barítono, guitarra y vientos, quienes se destacan por su variable musical y su calidad en la interpretación. Tras ellos fue la presentación de la agrupación folclórica Kamba, que pudo concretar el sueño de editar su primer trabajo discográfico llamado “Entre luceros y el sol”.

Luego fue el turno del Tubo Moya, intérprete, compositor, percusionista y luthier riojano, cuya calidad interpretativa lo llevó a realizar numerosas giras internacionales y formó parte de las grillas del festival de Cosquín. También fueron parte de esta noche la agrupación vocal Aguablanca, que integran Alfredo Romero, Cristian Machado, Nahuel Minué, Flavio Cortez, Juan Manuel Sánchez  y Daniel Quintero y el grupo Los Cardenales, con un repertorio especialmente diseñado para esta Chaya.

Tras cartón, dejó su huella en la segunda noche de la Chaya, La Pacota, liderado por el músico Monchi Navarro, este conjunto surgió con la idea de mostrar un estilo diferente de música latinoamericana e incorporar composiciones propias. Luego hizo su presentación el ganador del certamen de la pre Chaya, rubro solista masculino, Gabriel Aredes, ex integrante del grupo La Cimbra, Identidad y Los Cardenales.

También se hizo presente en esta segunda noche Jorge Coria Peñaloza, nieto del reconocido Gabino Coria Peñaloza, considerado un ícono de chayas y  festivales en su ciudad natal, Chilecito. Lleva más de 45 años en la música y es destacado por su humildad, humor y el acompañamiento en cada actuación de coplas y chayas.

Posteriormente llegó el turno del cantante riojano Carlos Ferreyra, quien lleva cosechando varios éxitos dentro del repertorio del canto popular.  Su último disco llamado “Carlos Folklore Tango Ferreyra” incluye diez temas entre zambas, vals, chacareras y tangos.

Tras la emisión de un video institucional de la fiesta de La Chaya, se presentó Flor Castro, cuyo primer trabajo “Soy”, data del año 2016. Se autodefine como cantora, pero la realidad es que además es bailarina y toca varios instrumentos como guitarra y percusión. Consagrada ganadora en la categoría solista vocal femenina de folclore de la 45° edición del Pre Cosquín, representó a la provincia y cosechó así uno de los primeros reconocimientos en uno de los festivales mayores del país. Y también lo hizo el músico riojano José González.

El grupo riojano Canto Leguero fue luego quien puso los acordes para seguir con una noche fantástica, su estilo entre el folklore tradicional y lo contemporáneo les permite llegar a todos los públicos. Está integrado por Jorge Córdoba, Emanuel Carbonel y Javier Vergara. Se formó en el año 2012 y recorrieron importantes escenarios como el Festival Nacional de Folklore de Cosquín, el Festival Nacional de La Chaya, el Festival Internacional del Poncho y el Festival Chayero Sanagasteño, entre otros. Grabaron dos discos “A sol Caliente en 2015” y “Arde Troya”. Posteriormente el ballet oficial de la Chaya 2018 presentó su obra Chaya del Algarrobal.

Apertura

La tradicional apertura de la segunda noche llegó de la mano de la voz inconfundible de Homero Coronel Montes, que pasada la una de la madrugada y con el marco de coloridos fuegos artificiales, dejó en el escenario al número más esperado de esta nueva jornada, Los Nocheros, que con su particular estilo de música tradicional y balada folklórica, integrada por Mario Teruel, Rubén Ehizaguirre, Kike Teruel y Álvaro Teruel, desembarcaron en el escenario mayor para cautivar a su público. Interpretaron, durante más de una hora, un repertorio plagado de éxitos, como “Chacarera del rancho”, “Vuela una lágrima”, “Fuego en Animaná”, “La Yapa”, “Canto nochero”, entre otros, suficientes para enloquecer a los miles de fans y generar una verdadera fiesta enharinada entre la gente.

Tras su consagración en el Festival de Cosquín, se editó su álbum Con el alma en 1994. Obtuvieron, una variedad de premios, como el Francisco Cánaro, el Olimpia, el Pampa (Córdoba) y el Gardel. También fueron nominados para los premios Grammy Latinos.  Con 20 álbumes editados hasta el momento, han vendido más de tres millones de copias sólo en Argentina. Sus discos Signos y Señal de Amor fueron certificados diamante por CAPIF y además cuentan con 24 certificaciones platino, y 3 de oro.

Luego fueron Los Auténticos Decadentes los encargados de poner la fiesta en la Chaya, con su alocado estilo, y sus tradicionales temas, clásicos ya en la vida nocturna latinoamericana como “Corazón”, “Loco tu forma de ser”, “Entregá el marrón”, “El Murguero”, “Los piratas”, “La guitarra” y “Vení Raquel”, con los que los riojanos se despojaron de prejuicios, en especial los más jóvenes, y mezclaron ritmos con chaya, harina y albahaca, en una locura que parecía no tener fin.

La banda argentina de rock alternativo y fusión, se formó en 1986 por Cucho (Gustavo Parisi), Nito (Gustavo Montecchia) y el Francés (Gastón Bernardou). Su estilo es una mezcla entre diferentes ritmos que van desde el rock cumbiancha y llegan a la Balada o el Bolero inclusive, formando así un sonido único. Es considerada como una de las bandas de música más importantes del país.

Tras ellos fue el turno de Del Martín Grupo. Con la voz inigualable de Martín Molina Torres y el acompañamiento de destacados músicos, forman uno de los conjuntos con más permanencia en el rubro, variando su repertorio entre coplas y distintos ritmos del cancionero folklórico argentino.

Trival tuvo también su paso por el escenario mayor de la Chaya y tras su actuación dio paso a uno de los momentos más esperados de la noche, ya que luego fue el turno de Germán Nieto interpretando su famosa canción, “El Camión de Germán”, que surgió como anécdota de la chaya que se organizaba en el barrio Facundo Quiroga, en un encuentro de amigos, vecinos y colegas músicos que acompañaron a Germán en la organización del encuentro carnavalero.

El grupo Con el Alma siguió luego, una agrupación nacida en la década de los 90, fruto de encuentros entre amigos y el deseo de hacer música del altiplano. Pasaron por varias formaciones durante varios años y entre esos años grabaron más de 3 discos realizando a su vez giras por todo el país en representación a la provincia. Tras ellos subió al escenario Axel Villafañez, joven artista que grabó en el 2017 su último trabajo discográfico llamado “SER”. Desde muy pequeño participó de diferentes eventos y concursos donde se destacó por su impronta y actitud.

El cierre de la segunda luna, estuvo a cargo del catamarqueño Emilio Morales, quien repasó algunos de sus éxitos e interpretó temas del nuevo disco en marcha “Así es el Amor”.

Gracias por calificar! Ahora puedes decirle al mundo como se siente a traves de los medios sociales.
Lo que acabo de ver es..
  • Raro
  • Asqueroso
  • Divertido
  • Interesante
  • Emotivo
  • Increible

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here