El animal se había “mudado” al cementerio de Villa Carlos Paz, donde descansan los restos de Miguel Guzmán desde 2007.

Falleció hoy Capitán, el perro que conmovió al país por visitar a diario la tumba de su amo desde que murió en 2007. El animal adoptó como su nuevo hogar al cementerio de Villa Carlos Paz durante 11 años, pero este lunes se produjo su dolorosa partida.

“Capi”, como le decían cariñosamente, caminaba con dificultad y hasta había perdido parte de su visión. Sin embargo, nada le impidió seguir al lado de su dueño hasta el último de sus días.

Según lo informado por La Voz del Interior, el perro murió a los 15 años y estaba enfermo hace mucho tiempo, ya que se le había detectado una insuficiencia renal crónica que le provocaba vómitos y un estado de somnolencia.

“Lamentablemente su edad y esta condición, hicieron que no pueda resistir, podríamos haberlo internado, pero era para que muera en la veterinaria, así que preferimos dejarlo y atenderlo en el cementerio, donde él vivía y se sentía tranquilo”, manifestó Cristhian Stempels, el veterinario que constató su deceso.

Capitán vivió en el cementerio de Villa Carlos Paz desde enero de 2007 y su historia recorrió el mundo como una evidencia indudable del cariño que tienen los caninos por sus dueños.

El perro mestizo, con algo de ovejero alemán y otro “de mezcla”, llegó a la casa de Damián Guzmán (13), en Córdoba, a mediados de 2005 como un regalo sorpresa de su padre, Miguel. A Verónica Moreno (52), la madre de Damián, el obsequio no le agradó tanto, porque significaba más trabajo en la casa. Una historia más, de tantas similares. Aunque otra, muy especial, empezó el 24 de marzo de 2006, cuando Miguel falleció.

Pasaron los días y nadie notó la ausencia de Capitán en la casa. Al poco tiempo regresó, olfateó cada rincón y después volvió a irse. Creyeron que estaba muerto, pero en realidad se había “mudado” junto a Miguel, el hombre que le brindó amor y le dio un hogar.

“Lo quise traer a casa varias veces pero él se vuelve al cementerio. Si quiere estar ahí, me parece bien que se quede: está cuidando a mi papá”, contó Damián en 2012, cuando la historia salió a la luz.

“Este perro nos da una lección. Creo que los humanos tendríamos que apreciar más los recuerdos de los que se nos van. Los animales nos enseñan tanta fidelidad”, expresó Héctor Baccega, director del cementerio municipal de Villa Carlos Paz. F: diario los andes.

Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here