General Ocampo (De nuestra agencia) Por medio de las redes sociales y medios radiales se intensificaron los reclamos por las pésimas condiciones en la que se encuentra la Ruta Nacional Nº 79, cuya carretera es una vía de gran importancia en la región, debido a que une a varias localidades de los llanos riojanos.

Si bien es cierto, hace un par de años atrás, una empresa estuvo haciendo el reasfaltado de dicha ruta, la cual se aprobaron los fondos luego del reclamo unificado de las máximas autoridades de los departamentos que integran la región de los llanos, debido a que por su mal estado, las empresas de transporte de pasajeros con recorrido nacional habían anunciado levantar las frecuencias que pasaban por el Dpto. Gral. Francisco Antonio Ortiz de Ocampo hasta bien se arreglen las rutas nacionales Nº 77 y Nº 79 las cuales estaban totalmente destruidas. También los proveedores de los comercios de la región empezaron a dejar de circular por estos caminos. Los fondos salieron, se empezó a trabajar en el bacheo y repavimentado de las rutas nacionales, pero de un día para el otro, la empresa levantó su campamento y se retiró, quedando a medias el trabajo iniciado.

Hoy en la actualidad, la Ruta Nacional Nº 79 necesita imperiosamente una atención de manera urgente, para evitar que sigan ocurriendo accidentes por el mal estado en que se encuentra, especialmente, el trayecto que está prácticamente intransitable es el tramo que comprende entre Catuna y Olta.

En varios segmentos, de su recorrido, especialmente a los automovilistas que no conocen y se encuentran circulando a gran velocidad en los tramos que están reparados, de repente se encuentran que ingresan a los segmentos que la empresa se “olvidó” de arreglar… y por este olvido, es que semanalmente se conoce de varios vuelcos, derrapes, roturas de tren delantero entre otras pérdidas que los transeúntes van sufriendo.

Del tramo entre Olta y Chamical, está en mejores condiciones, pero ya posee varios huecos o cráteres que hacen que tampoco sea seguro manejar.

Ese es el reclamo común de la población de esta región, quienes nuevamente hacen  el reclamo públicamente a las autoridades para que tomen cartas en el asunto y gestionen el arreglo, pero que sobre todo controlen que la obra se ejecute de acuerdo con la licitación, porque la empresa que ganó la licitación no cumplió con la totalidad de la obra, por lo que ahora se tendrán que erogar nuevamente los dineros del estado para dejar la ruta Nº 79 en condiciones de circular con tranquilidad y seguridad.

Otro error es la omisión de ejecutar los controles y tara de los diferentes camiones que usan esta vía para llegar a destino y en muchas ocasiones superan ampliamente el peso permitido para circular, destruyendo así las rutas nacionales que no ejercen los controles suficientes.

En el caso de las ambulancias que deben hacer ese recorrido con pacientes que van derivados al hospital de Chamical o de la capital riojana, a pesar de la urgencia, deben reducir la velocidad al mínimo por el cuidado de los pacientes.

Otros de los inconvenientes, es que la ruta Nº 79 no se encuentra demarcada, por lo que en horas de la noche y ante la presencia de conductores que no bajan las luces, esta carretera se transforma en peligrosa. el independiente.

Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here