Sumar de visitante siempre viene bien, y aunque en el balance Andino acumuló méritos para más frente a Comercio Central Unidos, debió conformarse con el 1 a 1. El “rojinegro” tuvo dos en el final para ganarlo, le faltó efectividad para quedarse con todo.

 

El “rojinegro” necesitaba sumar, y con esa premisa salió decidido a atacar, rápidamente tuvo dos con Alé y Alanís,  que avisaron lo que pasaría minutos después.

A los 8’ tras un centro de Fioramonti, Lucas Godoy apareció por el segundo palo para meter una volea perfecta, que se coló abajo y el 1 a 0 de Andino.

Comercio no lograba hilvanar una jugada, le costó con la pelota, y apostó a los centros para complicar, y en la primera que tuvo lo empató. Corría el cuarto de hora, Suárez peinó un centro frontal, todos miraron y nadie siguió a Acuña que por atrás de todos quedó frente al portero, y definió bien para el empate del local.

Luego de la igualdad casi todo fue de Andino, buena circulación buscando espacios ante una defensa con flaquezas, donde Ceballos, Bonafina y Godoy complicaron constantemente, pero nadie lograba conectar a la red.

En el complemento Andino arranco bien, pero la temprana expulsión de Leonel Penner le cambio los planes, y lo obligó a tirarse diez metros atrás en su campo, y esperar alguna contra.
Comercio, que dispuso más de la pelota, no tuvo claridad en los metros finales, y intentó en la media distancia, y así tuvo alguna aproximación de riesgo, pero no fue suficiente.

El DT de Andino buscó en volantes frescos darle aire al equipo, Molina y Acosta ingresaron para oxigenar el medio y sostener un partido que se tornó duro, mientras arriba ingreso el juvenil Pablo Reyes.

En el tramo final, Andino vio que podía ir, ante un Comercio que puso línea de tres y se adelantó. Allí tuvo dos claras, una con Reyes, que definió por arriba del arquero y pero llegó un defensa evitar  en la línea el grito de gol

El “torito” de Matadero tuvo una más, un minuto después, Castro ganó de cabeza y la tiró increíblemente afuera.

En la última del partido Comercio casi se lleva algo que no mereció. Bonacci cometió un grosero error, un bloopers, que le dio la chance a Comercio, pero para su fortuna no supieron definir.

No hubo más, Andino “maquilló” su imagen, y aunque no pudo ganar, el punto ayuda a creer en la idea de que por este camino se puede soñar. El Independiente.

Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here