El gobernador Sergio Casas planteó nuevamente ante el ministro del Interior Rogelio Frigerio la preocupación del gobierno por el retraso en el envío de los fondos de compensación por el punto perdido de coparticipación federal, que están en el presupuesto nacional. Indicó el mandatario que se registra un atraso de dos meses por un total de 500 millones de pesos. El funcionario nacional asumió el compromiso de gestionar la normalización de esos envíos. También se planteó el problema de las industrias textiles y del calzado.

En el encuentro con Frigerio, estuvieron presentes también la diputada nacional Teresita Madera, el ministro de Hacienda, Ricardo Guerra y el secretario de Interior, Sebastián García de Luca.

“Nos reunimos con el ministro del Interior Rogelio Frigerio para hablar de este tema del retraso en el envío de fondos de lo que llamamos el fondo de compensación de la coparticipación, que muchas veces se denomina de manera errónea extracoparticipación. Remarcó el mandatario que “ya se registra un atraso de dos meses, por un total de casi 500 millones de pesos, lo que pone a la provincia en un situación de riesgo”, informó el gobernador.

“Esperamos que esta vez se cumpla, porque hasta acá estamos obteniendo préstamos de nuestra propia entidad financiera para pagar en tiempo y forma, algo que les expliqué a los gremialistas riojanos en nuestro último encuentro”, explicó Casas.

Hizo referencia luego a los encuentros que mantuvo durante la jornada con el presidente provisional del Senado Federico Pinero, con el titular de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó y luego con el ministro Frigerio. “Fue un día cargado de reuniones, pero nos vamos con la esperanza de que tengan la visión de un país federal, tenemos que seguir pagando los sueldos en tiempo y en forma, y para el año que viene esperamos que cuando se trate el presupuesto nacional se nos pueda devolver lo que vale el punto de coparticipación y esperamos que no haya riojanos que se opongan a este tema”, apuntó.

En otro orden, señaló que “queremos senadores y diputados nacionales que vengan y defiendan un interés que sea de los riojanos y no otras cuestiones, tenemos que pensar en La Rioja y los riojanos”, sostuvo, a la vez que mostró su preocupación por la situación de la empresa Unisol, ya el ministro Rogelio Frigerio se comunicó con el ministro de Producción, Francisco Cabrera, para abocase a solucionar este tema”.

Normalización de los envíos

El ministro de Hacienda Ricardo Guerra explicó que en la reunión con el ministro Frigerio “fue para ponerlo en conocimiento sobre la situación que generan en nuestra provincia los continuos retrasos en el envío de fondos. Hablamos de los denominados fondos que compensan el punto de coparticipación que la Provincia perdió”, comentó Guerra al salir del encuentro con el funcionario nacional.

Guerra valoró positivamente la reunión con Frigerio y señaló que el ministro se comprometió a realizar las gestiones para que se normalice el envío de esos fondos a la Provincia.

“El Ministro (Frigerio) nuevamente se ha comprometido a hacer gestiones para que esos fondos lleguen en tiempo y forma. Por lo tanto ha sido una reunión muy franca y sincera. No es la primera vez que se plantea esta situación ante el gobierno nacional. Nosotros estábamos con cierta preocupación porque no se está cumpliendo con el envío de estos fondos como estaba establecido. Pero ahora se han tomado cartas en el asunto para normalizar los envíos”, señaló el ministro Guerra.

El problema de las industrias

La diputada nacional Teresita Madera manifestó que se reclamó al gobierno nacional que regularice su situación con respecto a  los fondos correspondientes a la provincia. “Son los fondos que corresponden por presupuesto para cada uno de los riojanos y cada una de las de las políticas públicas que el gobernador tiene que llevar a cabo”, sostuvo.

Además, destacó que la charla también tuvo como otro punto fuerte la crisis industrial que se vive a nivel nacional y que afecta especialmente al norte argentino en sus producciones textiles y de calzado.

En este sentido, amplió que “hemos exigido respuestas concretas teniendo en cuenta que hace tiempo venimos planteando este tema; pidiendo que puedan contemplar una política diferencial para regiones como las nuestras que tienen políticas distintas y un nivel de competitividad, totalmente distinta y muchas veces en desventaja con Buenos Aires u otras provincias”, indicó y agregó que no sólo el Gobierno espera una respuesta concreta sino también “cada operario y cada familia que ve peligrar su fuente de trabajo”.

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta