Son 120 empleados de Chamical que hoy fueron despedidos de la empresa Puma. La misma suerte corrieron 40 empleados de la ciudad de Chilecito. La medida tomada por la empresa fue dada a conocer por autoridades de Unisol a los empleados y causo un enorme pesar en las redes sociales en donde expresan la difícil situación que viven estas 120 familias de nuestra ciudad y quedaron 80 empleados trabajando en esta planta. Para muchos fue una sorpresa, pero todo esto es solo un momento de tantos que se viven en todas las provincias del país y lamentablemente parece no terminar más. Con la apertura de las importaciones comenzó el infierno de cada trabajador argentino que mira las noticias, el pánico, la realidad y no sabe cuándo le tocara a uno mismo. Desde la empresa advirtieron que se pagara el total de la indemnización y que muy pronto se les va a otorgar un 20% más sobre lo que corresponde  para poder paliar esta terrible situación que ya viven estas familias de Chamical y Chilecito. Esta medida nos trae a la memoria que en el mes de marzo y con el cierre de la planta de Sanagasta despidieron a 100 operarios de la fábrica.

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta