El instituto de hidratación más prestigioso de Europa aseguró que la sandía es el alimento ideal para adelgazar. Cuál es la importancia del licopeno, presente en esa fruta.

Una dieta que incluya todos los nutrientes -sin demonizar alimentos- puede ayudar a que una persona prevenga enfermedades y mejore su expectativa de vida. Esta es la razón central por la que muchos nutricionistas y especialistas en nutrición recomiendan alimentarse con “todos los colores del arco iris”, una clara metáfora de lo que sería un plan alimentario completo y equilibrado.

En lo que respecta a la inclusión de las frutas en la dieta, los beneficios que otorgan muchas de ellas son conocidos y evidentes. De las menos comunes, como las cerezas, es sabido que al comerlas de noche ayudan a bajar de peso. De las manzanas, que facilitan la digestión y regulan los niveles de glucosa en la sangre. O que la pera posee propiedades anti inflamatorias y ayuda a prevenir las bolsas debajo de los ojos.

Pero existe una fruta que embellece de verdad y ayuda a bajar de peso. Se trata de la sandía, la cual en una rodaja aporta 150 ml de agua (equivalente a los 8 vasos diarios que los nutricionistas aconsejan beber).

Los datos surgen de la European Hydration Institute (EHI), que afirmó que además de contribuir a ingerir los casi dos litros de agua que se recomiendan por día, incorporar las sandías en su estado natural o en jugos es la salvación para todas aquellas personas que necesitan encontrar sabor en las bebidas porque no son capaces de beber agua corriente. En este terreno, la naranja, el pomelo y el limón son excelentes alternativas para comenzar el día.

“La sandía le debe su color rojizo al licopeno, un pigmento carotenoide también responsable del color rojo de los tomates, el durazno o el pomelo rosado. Los carotenoides son pigmentos naturales sintetizados por las plantas. Aunque su importancia se ha centrado en los que poseen vitamina A, en la actualidad otros carotenoides, como el licopeno, han despertado interés por sus múltiples propiedades“, dijo la médica nutricionista Mónica Katz (MN 60.164) a Infobae.

El licopeno previene la oxidación del colesterol malo

Entre ellas, existe evidencia sobre la asociación inversa entre la ingesta de licopeno y el desarrollo de ciertos tipos de cáncer. Esta es especialmente fuerte para cáncer de próstata. Entre los mecanismos detrás de la inhibición de la carcinogénesis están el aumento de sistemas de detoxificación y la interferencia en la proliferación celular con inhibición del ciclo celular.

Desde la EHI también resaltaron que es un grave error esperar a tener sed para ingerir líquido o preocuparse solo en los días de calor de beber agua. Tres datos sobresalientes que entregó la entidad europea: el 90% de los dolores de cabeza son provocados por la deshidratación; la insuficiencia de agua en el cerebro hace que la capacidad de concentración de un ser humano caiga en un 15% y la memoria a corto plazo en un 10%. Además, no tomar suficiente agua provoca que la piel se apague y el cabello pierda brilllo.

Cuando se trata de perder peso, según el departamento de nutrición de la Universidad de California hay una tabla de equivalencias -frutas, verduras y algunos cereales (sobre todo aquellos que sean de temporada estival)- que son de gran ayuda a la hora de deshacerse de los kilos de más. infobae.

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta