Miguel Orlando Vera, tiene 48 años y después de tantos años de ser guiado por su esposa fue trasplantado el pasado miércoles 8 de febrero, su meta era conocer como era su hija de 12 años de edad, entre sus palabras de emoción Miguel Vera dice gracias a Dios, a la diputada Dorita Rodríguez que desde que era concejal nos viene ayudando y ella articulo todo para que hoy pueda ver y experimentar esta nueva vida. Vera sufría distrofia de cornea y esperaba el trasplante durante años, siempre creí que Dios permitiría que yo conociera a mi hija de 12 años, obvio que desde que nació está conmigo y es parte de mi vida, pero fue muy fuerte ver su carita por primera vez, su altura, realmente es algo mágico, conocí a mis nietos, me emocione mucho ya que lo primero que vi la  imagen de mi esposa Elsa que siempre estuvo conmigo, hoy vivo desde hace una semana de forma diferente, recuperando mi vista y mi dignidad, con todos los cuidados pero me manejo solo y puedo ver la importancia de donar los órganos, eso permite que las personas puedan vivir lo que yo estoy pasando, solo basta con tomar la decisión de hacerlo, ya que el hospital Vera Barros cuenta con toda la tecnología y lo más importante, los profesionales que hacen su trabajo con un nivel muy alto y a la altura de los mejores profesionales del país, desde el Cucailar
Dr. Parisi Carlos Francisco, la Dra. Ana Costa, la Dra. Varas y sus equipos de trabajo.

Agradecimientos: a Nelson Lujan, el paloma ya que el nos puso en contacto con el intendente Daniel Elías, quien nos ayudo económicamente para poder estar en la Rioja en este tiempo, al diputado Renzo Castro y a Dorita Rodríguez, ella tiene un corazón enorme y mas allá de ser diputada, es una mujer de corazón grande que siempre antepone la necesidad de la gente, expreso Miguel Vera, quien emocionado dice gracias y miles de gracias.

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta