Mediante la modificación de la ley 27.347, promulgada el 6 de enero, se endurecieron las penas aquellos que matan al volante. En el caso de quienes conducen alcoholizados, la pena es de hasta 10 años.

Por la modificación de la ley 27347, sancionada el 22 de diciembre de 2016 y promulgada el pasado 6 de enero, se agravaron las penas y se contemplan nuevos agravantes en los casos de los siniestros viales con víctimas fatales. Algunos de los agravantes son superar el límite de velocidad, matar a una persona en una picada, entre otros.
La Jueza, integrante de la cámara del crimen, Ivana Cattaneo explicó las principales modificaciones: “se modifica el artículo 84 del código penal que amplía la pena de 1 a 5 años a criterio del juez de prisión e inhabilitación especial de 5 a 10 años al que por imprudencia, negligencia, impericia en su profesión o inobservando los deberes a su cargo causare la muerte a una persona y se amplía el mínimo a 2 años si las víctimas fuesen más de una”.
El artículo 84 bis también se modificó, contemplando casos que no se contemplaban en la anterior ley, como por ejemplo que se reprime con prisión e inhabilitación especial de hasta 10 años la conducción imprudente, negligente, o antirreglamentaria de un vehículo con motor que causare la muerte. Esta pena se eleva a 6 años si se dan las siguientes circunstancias: en el caso de que el conductor se dé a la fuga, si no intenta socorrer a la víctima, si se conduce bajo efectos de estupefacientes o alcoholizado.
Se contempla también un nuevo término que es la culpa temeraria, en los casos en que por ejemplo el semáforo esté en amarillo a punto de cambiarse a rojo y de igual manera la persona pase y provoque un siniestro vial.
Otro artículo que se ve modificado en la ley es el 94, que incorpora agravantes en los casos de lesiones graves y gravísimas, imponiendo una pena de 1 mes a 3 años o multa de 15 mil pesos e inhabilitación de hasta 4 años a quien causare daño en el cuerpo o la salud de una persona, cuando al lesión produzca una debilitación permanente de la salud o haya puesto en peligro la vida.
Otros agravantes son las lesiones gravísimas, cuando causen una inutilidad para el trabajo, la pérdida de un sentido, enfermedad mental o corporal permanente, entre otros.
Será reprimido con hasta 3 años más inhabilitación de 6 años quien ponga en peligro la vida de una persona practicando una prueba de velocidad o destreza sin habilitación, es decir las conocidas como picadas. fenix.

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta