Así lo confirmó la abogada querellante, Tamara Molina. Iris Paiges se encuentra imputada por la muerte de su marido, el comerciante chamicalense Kelo Ávila y en diciembre se le había otorgado la prisión domiciliaria por 31 días, por lo que ahora deberá regresar al servicio penitenciario.

La abogada querellante en la causa, Tamara Molina, manifestó que se ordenó el traslado de Iris Paiges desde la ciudad de Chamical, donde se encontraba cumpliendo prisión domiciliaria, hacia el servicio penitenciario provincial. La mujer se encuentra imputada por el homicidio de quien en vida fuera su esposo, Luciano “Kelo” Ávila.

 

En diciembre, se ordenó el arresto domiciliario por 31 días con custodia permanente y la mujer fue trasladada a Chamical, donde fijó domicilio. Ahora, el médico forense determinó que Paiges puede continuar alojada en el servicio penitenciario, por lo que se ordenó su traslado. fenix.

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta