El ministro de Educación Juan Luna recorrió distintos establecimientos primarios y secundarios de la Capital provincial donde constató el estado de los predios que se vieron afectados por el tornado. Colegio Provincial N°6 registró mayores daños con la voladuras de techos y tinglado, mientras que en otras escuelas se registaron situaciones de menor envergadura.
El Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología; realizó un relevamiento de establecimientos educativos en los que se produjeron daños materiales tras el paso del tornado en la ciudad en la noche del lunes.
El ministro Juan Luna, constató el estado edilicio de las escuelas afectadas por el fenómeno climático, donde los mayores daños se registraron en Colegio Provincial N°6, en el Barrio María Augusta al sudeste de la capital.
Allí, se observó las voladuras de techo en la mitad del establecimiento, donde la estructura fue totalmente desprendida por las ráfgas de vientos que superaron los 120 km/h. Además, el tinglado ubicado en el patio del establecimiento, fue arrancado por la fuerza del viento.
En este sentido, el ministro Juan Luna, lamentó esta situación y se puso a disposición de los directores de las escuelas afectadas con el objetivo de planificar trabajos de reparaciones y devolver la normalidad lo antes posible.
“Esta situación nos obliga a trabajar en profundidad sobre cada una de las escuelas afectadas por el tornado”, afirmó Luna Corzo y expresó que “la prioridad está centrada en éstas tareas, con el objetivo que lleguen en condiciones al inicio del ciclo lectivo el 6 de marzo”.
Asimismo, aseguró que “el Ministerio de Educación rediagramará su accionar de trabajo de reparaciones y refacciones en las escuelas, porque se debe atender de manera inmediata los requerimientos de las comunidades educativas afectadas por el temporal”. Sin embargo, aclaró que “seguirán atendiendo las demandas de los demás establecimientos para que las escuelas presenten las mejores condiciones edilicias”, aunque recalcó que “la comunidad educativa de Colegio N°6, precisa de una rápida y efectiva resolución”, concluyó.
Tranquilidad a los vecinos
Durante el recorrido por Colegio Provincial N°6, el ministro Juan Luna, dialogó con cada uno de los propietarios de viviendas que fueron afectados por los materiales que fueron desprendidos de la escuela por este temporal.
Luna visitó cada casa y observó las situaciones en particular, por lo que transmitió tranquilidad avisándoles que “solucionarán cada situación ocasionadas en las viviendas”, al tiempo que les reiteró que “tengan cuidado y precaución con las chapas y cables sueltos, hasta que se quiten totalmente éstos materiales”.
 
Otras Escuelas afectadas
Algunos establecimientos de la ciudad, sintieron el impacto del tornado, por lo que también registraron daños edilicios. Colegio Provincial N°4, ubicado en Barrio 12 de Junio, tuvo voladuras de chapas de techo, mientras que en Colegio Provincial N°1, hubo desprendimientos de las hojas en uno de los portones de la escuela.
La Escuela Ortíz de Ocampo, presentó la caída de un árbol de gran porte, que no impactó en la estructura edilicia, sino en la reja del establecimiento.
Los daños, también se registraron en Colegio Provincial N°13, donde hubo zonas inundadas, se filtró agua y generó la “electrificación” en algunas paredes de la escuela.
Ante las demandas, el Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología, ya dispuso el personal para brindar soluciones a los requerimientos de las distintas comunidades educativas de la capital provincial.

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta