La abogada querellante en la causa que investiga la muerte del comerciante chamicalense Kelo Ávila, Tamara Molina, confirmó que Iris Paijes, esposa de Ávila y procesada por su asesinato, obtuvo la prisión domiciliaria y será trasladada a Chamical.

Molina confirmó que fue notificada de que se otorgó a Iris Paijes el beneficio de prisión domiciliaria por el lapso de 31 días con custodia permanente y que será trasladada a Chamical, donde fijó domicilio. La abogada querellante remarcó que aún no fue puesta en conocimiento de las causales por las cuales le concedieron este beneficio.

Cabe recordar que Paijes estaba alojada en el servicio penitenciario Provincial, procesada por el homicidio de su marido, como presunta autora intelectual. También se encuentra detenido por este hecho un hombre de apellido Paredes, yerno de Paijes, por ser el presunto autor material. Fénix.

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta