En un emotivo homenaje los empleados de Casa de Gobierno despidieron ayer a Raúl, el perro guardián que los acompañó durante más de 14 años y que falleció debido a los achaques de su edad.

Raúl llegó un día a la puerta de Casa de Gobierno y de allí nunca más se fue, hasta la mañana del lunes último cuando los achaques de la edad lo llevaron hacia el “Puente del Arco Iris”,  un paraíso donde van todos los animales que fueron amados en la tierra.

Por haber sido un fiel guardián y compañero Raúl recibió ayer un pequeño homenaje por parte de los empleados del edificio, quienes cada mañana lo saludaban y le hacían caricias.

Según relató a EL INDEPENDIENTE el suboficial Mayor, Adrián Casiva, “hace más de 14 años Raúl estaba con nosotros, llegó un día siendo cachorrito y nunca más se fue, acá le hacíamos cariños y lo cuidábamos, se hizo amigo de todos los muchachos de la guardia de Casa de Gobierno, toda la gente que trabaja en el edificio lo quería y el suboficial Mayor Víctor Mamaní se encargaba de alimentarlo y atenderlo”.

“Era muy cuidador, nunca se iba, a lo sumo nos acompañaba cuando recorríamos la plaza o las peatonales, siempre estaba con nosotros en la puerta y los días de mucho frío o de calor se quedaba adentro en la guardia; la gente también le traía alimento y le donaban remedios para su artritis, él venia arrastrando ese  problema de salud pero falleció por los años que tenía, era muy viejito”, dijo.

En ese sentido explicó que “el domingo a la tarde los muchachos notaron que estaba mal, que no podía subir las escaleras, se había echado en la guardia y no se podía levantar, así que ayer (por el lunes) vinieron los veterinarios y se lo llevaron pero no lo pudieron salvar, acá todos quedaron muy tristes, no creo que adoptemos a otro perrito porque Raúl era único, no habrá otro como él, tan fiel”.

“Era tan bueno que el asesor de Gobierno, Raúl Durán Sabas, se encariñó con él cuando se enteró de que eran tocayos, lo defendía y permitió que permaneciera aquí hasta su último día, incluso tuvo la iniciativa de sepultarlo al costado del ingreso del edificio y colocarle una placa, creo que también le harán una estatua y un cuadro con su foto para que quede como recuerdo”, concluyó Casiva. el independiente.

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta