El gobernador de la provincia pidió al pueblo de La Rioja seguir acompañando “la construcción de este camino que hemos iniciado”, al tiempo que abogó por el “destierro de los odios e individualismos” por el bien de la provincia. En el marco de la inauguración de la primera etapa de remodelaciones del camping de Andolucas, en el departamento San Blas de Los Sauces y en días previos a iniciar un nuevo año, el titular del Ejecutivo Provincial expuso en su discurso sobre la dura crisis que atraviesa el país y en ese sentido agradeció la unidad del gobierno como así también el acompañamiento de legisladores provinciales, nacionales y los intendentes, que sin ellos “no podríamos haber cerrado este año de esta manera”.

“Es cierto, ha sido un año difícil y la verdad que no quiero hacer una reflexión sobre esto, sólo agradecer el acompañamiento de los legisladores provinciales, nacionales e intendentes que sin ese apoyo no hubiese sido posible cerrar este año en nuestra amada Rioja. Todos saben que La Rioja siempre ha dependido de los recursos nacionales, es más, a La Rioja le costó siempre todo y esto es porque las políticas nacionales que se hacen llamar federales nunca las llevaron a la práctica”, dijo Casas.

Ejemplificó esta situación con el tema de los recursos hídricos, al señalar que en la zona de Los Llanos para obtener el agua debe perforarse el suelo más de 250 metros.

Además, reivindicó a los docentes riojanos porque “de ellos aprendimos la esencia de poder amar lo que conocemos; por eso yo amo a este pueblo y a su gente”. Bajo este concepto dijo también que “los riojanos deben conocer más la provincia para poder amarla aún más”.

Asimismo, resaltó que “con esta esencia del amor a nuestra gente y a nuestra tierra es que hemos podido, como equipo de trabajo, desarrollar diversas obras, que quizá no de la forma en las que veníamos acostumbrados, pero sí hemos puesto un énfasis especial en poder cumplir con los sueldos de la gente. Eso nos da una fortaleza espiritual al saber que nuestra gente tiene trabajo y va a seguir teniéndolo para poder llevar alimento a su familia”.

El primer mandatario provincial dijo también que “hemos avanzado en obras importantes para los departamentos de nuestra provincia. Sé que nos falta mucho pero si hay algo que hemos aprendido de nuestros pueblos originarios, bisabuelos, abuelos y padres es que los riojanos no tenemos que bajar nunca los brazos. Sé que estamos en un tiempo difícil, que puede todavía empeorar más aún a nivel nacional, pero quiero decirles que con fe, esperanza y amor a nuestros hermanos y a nuestra tierra, vamos a salir a delante. Quiero pedirles que nos sigan acompañando; que sigamos deseándonos el bien el uno al otro; que sigamos construyendo este camino que tiene que ir por el camino del bien y desterrar los odios e individualismos para trabajar en un solo sentido que es nuestro pueblo”.

A su turno, el vicegobernador de la provincia, Néstor Bosetti, adhirió al pedido del gobernador y dijo además que “este año fue duro y ojalá el que venga sea un poco mejor”.

Sin embargo, destacó que “el gobierno siempre estuvo a la altura de las circunstancias de ir solucionando cada problema que se le presentaba a nuestra provincia y esperamos que el próximo año se puedan reactivar muchas más obras; necesitamos del acompañamiento del gobierno nacional”.

Finalmente señaló que “no estamos conformes con los resultados, a pesar de que se hizo mucho en un año muy duro para todos. Vamos a buscar más y para eso hay que trabajar mucho”, enfatizó.

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta