El hecho se produjo en la tarde de este domingo, cuando el pequeño Jonás Arias de dos años de vida, cayó de manera accidental en una pileta del domicilio de su abuela, ubicado en el puesto La Esperanza, por Ruta 25. Fue trasladado de manera urgente por sus familiares, sin embargo el niño falleció.

Según la información policial, el trágico acontecimiento sucedió cuando la familia Arias se encontraba en una finca en ruta 25.

Por causas que se tratan de establecer, el menor de tan solo 2 años, se habria dirigido a la pileta cayendo accidentalmente sin que los familiares se dieran cuenta. Al notar su ausencia inmediatamente comenzaron la desesperada búsqueda, dandose con la triste imagen de la criatura en el fondo de la piscina.

Ante la premura del caso, procedieron a su rescate, tomaron contacto con autoridades policiales y empredieron rumbo a la capital.

Una ambulancia interceptó el automovil  pero, pese al ingente esfuerzo de los médicos del hospital de La Madre y El Niño, ya era tarde.  fenix.

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta