Una madre y su hijo salvaron su vida de milagro al sufrir un vuelco el vehículo en que se transportaban por la ruta nacional 38, entre la localidades de PatquÍa y Talamuyuna. El destino de los ocupantes del rodado volcado era la localidad de Tama donde iban a festejar con sus familiares el Día de la Madre.
Un parte médico llevó tranquilidad a sus familiares al describir que los ocupantes del vehículo solo sufrieron lesiones leves. Ana Banegas oficial de policía y su hijo menor de edad en el nuevo siniestro vial en la provincia.
Los accidentes en la rutas provinciales y nacionales que cruzan la provincia de La Rioja siguen siendo noticias semana tras semana en los medios de prensa de la provincia. Ayer, en el Día de la Madre, un nuevo hecho llevó preocupación a toda una familia que en pleno festejo se enteró que la oficial de policía Ana Banegas y su hijo fueron protagonista de un vuelco sobre la ruta 38.
El hecho ocurrió a las 11.30 de la mañana en la ruta nacional 38 aproximadamente a diez kilómetros de la localidad de PatquÍa. Por la ruta circulaba un automóvil Chevrolet Agile dominio JHD108 conducido por Ana Banegas(29) quien estaba acompañada por su hijo de tan solo 7 años de edad, ambos del barrio Santa Rosa. Madre e hijo tenían como destino la localidad de Tama donde familiares esperaban por los festejos del Día de la madre.
A pocos kilómetros de llegar a PatquÍa, y por razones que se tratan de establecer, el automóvil salió despedido hacia una de las banquinas y comenzó a dar varios vuelcos para quedar en posición normal. Transeuntes que pasaron por el lugar del vuelco auxiliaron a los heridos y dieron aviso a la policía de PatquÍa, que llegó al lugar del siniestro con una ambulancia del hospital Santa Rosa de Lima de PatquÍa y brindó atención médica a los ocupantes del auto. Tanto la madre como su hijo solo sufrieron lesiones leves y no fue necesario el traslado al hospital local. nueva rioja.

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta