Hoy fue un día de muchas visitas al domicilio donde está alojado y así será hasta el viernes, la imagen del niño Dios que llora, así lo informo su propietaria, vienen de la capital provincial y se convirtió en una imagen viajera por decirlo de alguna manera. María Brizuela es la dueña y viajera con la imagen, a pesar de no conocer nuestra ciudad cuenta que es impresionante como hay gente que necesita fortalecer su fe, gente con problemas de salud entre otros, desde el sábado estamos acá, en la familia Toledo, calle 12 de Octubre en barrio Argentino y vamos a estar hasta el próximo viernes e invitamos a quienes lo quieran conocer que se lleguen y lleven su bendición, expreso. Foto G. Romero.

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta