Dias atras dieron a conocer una noticia que desperto una sensacion de seguridad en nuestra provincia, en conferencia prensa, el ministro de Gobierno Claudio Saúl dio a conocer los resultados obtenidos hasta la mitad de este año 2016, a partir de la aplicación de las políticas de seguridad vial en toda la provincia, incluyendo el denominado decreto 840. Allí se destaca la disminución del total de víctimas de siniestros viales (fatales, lesionadas graves y leves) en un 27 %, es decir que 853 personas menos no fueron víctimas de siniestros viales. En cuanto a víctimas fatales por siniestros viales, hubo una reducción del 28 %, es decir, 34 personas menos que no perdieron la vida producto de la siniestralidad vial.

El ministro Saúl estuvo acompañado por el jefe del Comando Superior de la Policía de la Provincia Luis Páez y miembros de la Plana Mayor, el coordinador de la Agencia Provincial de Seguridad Vial (APSV) Walter Mena, la coordinadora de Capacitación de la APSV Claudia De la Fuente, quien también preside la fundación Con Olor a Cielo, además de familiares de víctimas de siniestros viales.

El titular de la cartera de Gobierno, Justicia, Seguridad y Derechos Humanos Claudio Saúl sostuvo que “queríamos dar a conocer las estadísticas producto de la implementación de políticas de seguridad vial, y que por expresas instrucciones del gobernador Sergio Casas seguimos profundizando en todo el territorio provincial”.

En este ámbito, señaló que una bisagra muy importante fue el llamado decreto 840, a través del cual se incorporó como una conducta de carácter contravencional al código de faltas de la provincia y donde su aplicación la tiene a cargo la fuerza de seguridad.

Asimismo, resaltó que además de la aceptación de la medida en toda la comunidad, el impacto es altamente satisfactorio por cuanto “hemos logrado disminuir en altos porcentajes la siniestralidad vial de manera concreta, pero fundamentalmente en lo más doloroso, como es la pérdida de vidas humanas, además de lesionados graves y leves”.

“Esto nos parece muy significativo porque son porcentajes que no se pudieron lograr en ningún otro punto del país, en el período de un año y del carácter positivo que tuvimos en la provincia de La Rioja”, enfatizó y añadió que “esto se debe a una fuerte decisión política del gobierno de la provincia y también a la operatividad, que sin privilegios ni prioridades, la fuerza de seguridad lo que hace a la Agencia Provincial de Seguridad, los jefes de regionales y de comisarías, que son jefes de unidad de orden público, han podido establecer este parámetro de control. Asimismo hay que continuar y seguir trabajando”.

Resultados de las políticas de seguridad vial

Todas las comparaciones se realizaron con los datos obtenidos entre el mes de junio del año 2014 y el de junio del año 2015, y los obtenidos en el último año luego de la aplicación del decreto 840, es decir, entre junio del 2015 y junio del 2016.

En cuanto al impacto de las mismas, se destaca que entre el mes indicado del año 2014 y del 2015, un total de 3134 personas fueron víctimas de siniestros viales, contemplando lesionados graves, leves y víctimas fatales; mientras que en igual período, entre el 2015 y el 2016, hubo 2281 víctimas de siniestros viales, significando una reducción del 27 %, es decir 853 personas menos que no fueron víctimas de siniestros viales.

Respecto a los lesionados graves, la diferencia porcentual fue de 36 %, en detalle, entre 2014 y 2015, 772 personas resultaron con lesiones graves, y en igual período del 2015 al 2016, fueron 496, dando como resultado 276 personas menos que no padecieron este tipo de lesiones.

Mientras que sobre las lesiones leves, hubo 543 personas menos entre 2015 y 2016 que no tuvieron lesiones leves, un 24 % menos, resultado de la diferencia entre 2239 lesionados de junio del 2014 a junio del 2015, y 1696 personas en igual período del 2015 al 2016.

También las víctimas fatales por siniestros viales se redujeron en un 28 %, porcentaje que resulta de la diferencia entre 123 víctimas fatales en el primer año y 89 en el segundo, es decir, 34 personas menos que no perdieron la vida producto de la siniestralidad vial.

Impacto según lugar y vehículo

En cuanto a los resultados de la aplicación del decreto 840 según el lugar, en rutas la siniestralidad vial se redujo en un 35 %, en avenidas 23 % menos, y en calles la reducción fue de 19 %.

Según el tipo de vehículo, la siniestralidad vial disminuyó un 50 % respecto a camionetas, 36 % menos en motos, y 44 % menos de autos.

Costo salud

En términos económicos, la disminución del costo salud promedio por parte del Estado Provincial en cuanto a lesionados graves, se toman los porcentajes que se redujeron, es decir, 36 % menos y 276 personas que no sufrieron lesiones graves en siniestros viales. Atender a estas personas le hubiera significado al Estado un costo promedio de $ 42.172.800 pesos. Mientras que en lesionados leves, la disminución de un 24 % significa que atender a 543 personas más, le hubiera costado al Estado $ 2.932.200 pesos. Por lo tanto son casi $ 45 millones de pesos los que el Estado no tuvo que erogar en estos conceptos.

Parque automotor

Otro aspecto a destacar es que en el mismo período tomado para obtener los datos de la siniestralidad vial, entre junio del año 2015 y junio del 2016, el parque automotor creció de manera notable, con la incorporación de 14.055 vehículos nuevos, 4.528 autos y 9.527 motos nuevas.

Lo cual haría pensar que a mayor número de vehículos circulando por las calles, avenidas y rutas, la probabilidad de siniestros viales también debería crecer de manera proporcional. Por lo tanto, esto le otorga mayor valor a los porcentajes de siniestralidad vial, víctimas fatales, lesionados graves y leves, que disminuyeron.

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta