El gobernador Sergio Casas participó este jueves por la noche de la misa que celebró en la Iglesia Catedral el obispo diocesano de La Rioja monseñor Marcelo Colombo, en homenaje al exobispo Monseñor Enrique Angelelli, quien  fuera  asesinado 40 años atrás durante  el gobierno militar que gobernó el país del año 1976 al 1983.

Estuvieron presentes también el vicegobernador Néstor Bosetti, el presidente del bloque Justicialista Marcelo Del Moral y funcionarios del Ejecutivo provincial, autoridades legislativas y del municipio capitalino.

También se hicieron presentes sacerdotes de la comunidad religiosa de La Rioja y provincias vecinas, representantes de la Pastoral de Angelelli, la sobrina del prelado asesinado María Elena Coseano, al igual que dirigentes sociales y de derechos humanos.

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta