El gobernador Sergio Casas descartó que pueda ampliarse el monto de recursos que se envían al municipio de la Capital para el pago de sueldos, contemplados en la ley de coparticipación provincial, ya que hacerlo sería poner en riesgo financieramente a la provincia, puesto que habría que disponer lo mismo con todos los municipios y eso dispararía los egresos en unos 100 millones de pesos mensuales  más. La provincia seguirá cumpliendo la ley y reiteró su decisión de pelear por la devolución del punto de coparticipación federal perdido en el año 88.

El mandatario explicó que “más fondos al municipio de la Capital no se van a aportar, simplemente hacemos un adelanto de los fondos de coparticipación, con el fin de que puedan liquidar sus sueldos, porque tienen su propio sistema de liquidación de sueldos, de designación y nosotros priorizamos a la gente” y agregó que “las autoridades municipales tomarán seguramente la decisión de liquidar los sueldos”.

El Gobernador manifestó que “quiero ser claro, serio, respetuoso, vi en algunos medios que se dice que no se cumplía la legislación y la ley es clara en sus artículos, donde dice que la provincia tiene que garantizar el pago de sueldos, pero también pone un tope a diciembre de 2014 para el reconocimiento de la grilla salarial” y sostuvo que “todos sabemos que la provincia tiene un presupuesto acotado, sufrimos la pérdida de un punto de coparticipación que seguimos reclamando entre todos, y todos tenemos responsabilidades que cumplir y si hay más designaciones llegará un momento en que los sueldos no se podrán pagar”.

“Queremos hacer obras, estamos encaminados en ese aspecto, vamos a reunirnos mañana con otros gobernadores, vendrán a la provincia los ministros Rogelio Frigerio y Carolina Stanley, para seguir con cosas fundamentales para la provincia, pero tenemos que buscar el financiamiento para que esas obras se hagan”, resaltó y puntualizó que “primero está la gente, por eso nuestros aumentos están consensuados con los gremios y damos lo máximo dentro de lo que se permite, y la administración la tenemos que hacer todos juntos”.

Casas indicó que “la única verdad es la realidad, la lucha por el punto de coparticipación perdido es un emblema que llevamos adelante y no vamos a bajar los brazos, hoy ese punto serían unos 4 mil millones de pesos al año, y gracias a los legisladores nacionales, desde hace 5 años, se pudo incorporar al presupuesto nacional, una partida de fondos extracoparticipables que tratan de compensar esa pérdida. Hoy son 1.500 millones de pesos que se destinan casi en su totalidad al pago de sueldos, el 90% de todos los fondos se usan para eso y el resto solamente va al funcionamiento del Estado”.

“En La Rioja era común hacer aumentos demagógicos que luego no podían pagarse, y no queremos volver a esas épocas. Hoy el Estado está lleno de empleados y no puede sumarse más gente y la ley de coparticipación viene a poner un cupo a eso”, enfatizó y remarcó que “la prioridad es mantener las fuentes de trabajo, pero también pagar en tiempo y forma”.

Respecto a la devolución del 15% de la coparticipación a las provincias, el mandatario provincial dijo que es un tema que “ya se vino hablando, se firmó un acuerdo, pero aún falta un tiempo, ya que tiene al Congreso de la Nación y ser aprobada por cada una de las legislaturas, pero ese 15% es un monto global, es un 3% anual que se irá acumulando en 4 años” y señaló que “agradecemos los aportes de la Nación, pero debemos seguir bregando por ese punto de coparticipación, para solucionar nuestros problemas, lo que no quita que debamos dejar de lado nuestras responsabilidades”.

Por otra parte, sostuvo que la ley de coparticipación provincial es una ley que está contemplada en la Constitución de la provincia, y requirió del acuerdo de todos los actores institucionales, por lo que no pueden presentarse proyectos para su modificación, ya que se trata de una ley marco. “Queremos obras en toda la provincia, pero no podemos salir del esquema de nombramientos y salir de ello sería caer en cesación de pagos y el municipio de la Capital tiene su propio sistema de designación y liquidación y la provincia reconoce 2.811 empleados.

Cumplir la ley

Mientras que el ministro de Hacienda, Ricardo Guerra, resaltó que “siempre vamos a trabajar para encontrar soluciones, como provincia tenemos que cumplir una ley desde su implementación y así vamos a seguir. Aportamos una transferencia adicional de 7 millones de pesos y estarían en condiciones de garantizar el pago de salarios con aumentos”.

“Ellos practican su propia liquidación, por lo tanto mucho no conocemos. Iremos viendo cómo se dan las cosas”, consideró el funcionario y agregó que “la patronal de dichos empleados es el municipio y la provincia garantiza lo que está establecido en la ley, de todos modos siempre se trata de aportar soluciones, porque hay gente de por medio”.

“Por la información que tenemos es que hay un exceso de nombramientos de unas 2 mil a 2.500 personas, sobre lo que nosotros reconocemos como planta al 31 de diciembre del 2014. Si reconocemos estas designaciones y tenemos que hacer lo mismo con todos los municipios, para ser equitativos, tenemos que pensar en una cifra mensual adicional de unos 100 millones de pesos y se pondría en riesgo el pago de salarios”, explicó.

Guerra sostuvo que “el municipio es uno y hay continuidad jurídica. Mayor dinero no se puede asignar. No estamos en condiciones como provincia. La gestión es una materia diaria y continua de todo responsable de toda función pública”.

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta