Ante la llegada de fríos intensos y la consecuente circulación de los virus respiratorios, desde el Ministerio de Salud se intensifican las medidas de prevención y las recomendación para evitar enfermedades como la gripe, catarros, bronquitis, bronquiolitis y neumonía.

El lavado adecuado y frecuente de manos, la limpieza de superficies, la ventilación de ambientes, el mantenimiento de la lactancia materna y toser o estornudar cubriéndose la boca con el pliegue del codo, son las medidas básicas.

Las personas más vulnerables en estos casos son los niños y adultos mayores ellos pueden contraer enfermedades, y más aún, si permanecen en contacto con otras personas.

En el caso de los bebes se debe brindar atención de urgencia si presentan síntomas como fiebre, mocos o dificultad para respirar. También si se encuentran decaídos y rechazan el alimento, respiran aceleradamente con ronquidos o silbidos, y su pecho se hunde al respirar. Además si tienen menos de tres meses, bajo peso o nacieron prematuramente, su riesgo es mayor.

En el caso de los adultos mayores el tema es complejo ya que requieren de mayores cuidados y precauciones ante posibles efectos colaterales que pueden provocar los síntomas de estas patologías, como también los medicamentos que debe ingerir.

Enfermedades y síntomas comunes en esta época del año

Resfrío: es la patología más recurrente durante esta época, por otro lado, un resfrío mal cuidado puede llevar a contraer enfermedades de mayor complejidad. Su duración es de tres a cinco días y provocan problemas como coriza (secreción habitualmente acuosa por las fosas nasales) -al ser una inflamación superficial de estas.

Síntomas: congestión o secreción nasal, carraspera, tos, estornudos y dolor de garganta, generalmente también pueden aparecer fiebre baja y dolores de cabeza.

Gripe o Influenza: por su parte, la gripe o influenza dura entre cinco a 10 días y, pese a que comparte muchos síntomas con el resfriado común, tiende a presentarlos de forma más intensa, con una congestión nasal y una fiebre más alta; tos seca que, con los días, puede ser acompañada de flema; y dolores más fuertes, haciendo que el paciente se sienta cada vez peor.

Síntomas: congestión nasal y fiebre más alta, tos seca que, con los días, puede ser acompañada de flema, adicionalmente, puede aparecer fatiga y dolor muscular, lo que es un indicio de que el cuadro debe ser tratado, dolor de cabeza.

Neumonía: es la infección que provoca mayor número de ingresos hospitalarios, y aunque su causa habitual son las bacterias, también virus como el de la gripe y el de la varicela pueden originar la enfermedad.

Síntomas: la fiebre alta, dolor de espalda, tos con expectoración o secreción, malestar general con presencia de dolores musculares, ocasionalmente existe dolor de cabeza.

Bronquitis: dicha enfermedad se conoce, de manera general, como la inflamación de la pared interna de los bronquios. Los bronquios son los conductos por los que circula el aire para llegar a la parte más profunda del pulmón (zona alveolar), que es donde realmente se establece el intercambio de oxígeno entre el pulmón y la sangre.

Síntomas: la bronquitis se la puede clasificar en aguda o crónica según el tiempo de evolución que se presentan los síntomas. Tos persistente con expectoración, sensación febril o fiebre, cansancio, decaimiento, dolor en el pecho e incluso dificultad para respirar.

Faringitis: el fuerte dolor de garganta, también conocido como faringitis, es una inflamación de la faringe o la garganta. Esta inflamación se produce en el área que hay entre las amígdalas y la laringe. Dicha dolencia se caracteriza por el enrojecimiento, hinchazón y dolor en esa área, y puede hacer que tragar e incluso hablar sea muy doloroso.

Síntomas: la faringitis es una inflamación de la faringe, causada principalmente por virus (80%), aunque también puede ser gatillada por bacterias.

El principal síntoma es un dolor de garganta intenso acompañado de tos, fiebre, dolores de cabeza, dolores musculares y articulares y ganglios linfáticos inflamados en el cuello.

Recordar siempre, no AUTOMEDICARSE y ante cualquier síntoma concurrir con urgencia al Hospital o Centro Primario más cercano.

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta