Raúl Mercadal, contó que el subcomisario Ezequiel Llanos de la dependencia policial de Olta ingresó a un kiosco en el que se encontraba junto a otras personas y los amenazó con su arma reglamentaria.

Mercadal detalló que el hecho sucedió el pasado sábado cuando se encontraba junto con amigos tomando algo en un kiosco de esa ciudad. Durante ese tiempo, una mujer entró a comprar y se retiró con total normalidad, pero pasados algunos minutos ingresó al local el subcomisario Llanos, quien empuñando su arma le dijo a la propietaria del comercio que lo cerrara.

“Después nos apuntó a nosotros diciéndonos que le habíamos faltado el respeto a su mujer, le contestamos que no habíamos visto a ninguna mujer, estuvo 4 o 5 minutos apuntándonos y cuando se fue nos dijo que ya sabía quiénes éramos nosotros y que debíamos atenernos a las consecuencias, cuando se iba le pegó con el puño a mi camioneta”, relató Mercadal.

El hombre agregó que la dueña del kiosco fue a denunciarlo a la comisaria pero el jefe le dijo que no podían tomarle la denuncia porque los que debían hacerla eran los hombres que estaban sentados en la mesa y no ella.

Mercadal confirmó que realizaron la denuncia en la fiscalía de Chamical pero aclaró que antes fueron a hablar con el jefe de la regional policial, quien les explicó cómo debían proceder. De acuerdo a lo que pudieron averiguar, al subcomisario le retiraron el arma y estaría arrestado.

Por otro lado, el propio Mercadal fue denunciado, “me denuncian que yo gritaba que la policía no servía”. Dijo que ya está siendo asesorado por abogados y pretenden seguir la causa hasta las últimas consecuencias.infolta.

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta